Avisar de contenido inadecuado

XXII - Sobre el problema de la corrupción en la justicia peruana

{
}

                                                     
                                              XXII

Sobre el problema de la corrupción en la justicia peruana.-  Sabemos que la corrupción está en boca de todos y no solo de los jueces. Actualmente, se ha perdido el sentido de la "justicia" en el mundo, y más en el Perú. Aquí la gran mayoría no "lucha por la justicia", sino que "cobra por la justicia" mientras que otros "pagan para obtener justicia" y no solo me refiero a los de cuello y corbata, sino también a aquellos trabajadores que son terceros ajenos a todo hecho interno, aquellos que laboran debajo del escritorio, también buscan sacar su tajada de pastel. 

Antiguamente la diosa Temis era muy venerada y respetada por todos los ciudadanos, porque no solo era considerada la diosa de la justicia, sino también del orden divino, las leyes y la costumbre. Pero al parecer, hoy se ha perdido, no solo el respeto, sino también hasta la vergüenza. Ahora, la única "diosa" que vemos en el poder judicial es la romana Iustitia, aquella que tiene los ojos vendados, una balanza y una cornucopia en sus manos. Y hago esta mención, porque parece que los ojos vendados no representa otra cosa más que "la justicia es ciega" a lo que yo diría "la justicia no es ciega, sino corrupta". 

Sabido es que la corrupción viene por parte de los hombres y no de los "dioses". Y sobre todo, aquellos hombres que "laboran" en la administración de justicia de mi país. Si bien es cierto, no todos son "corruptos", pero si la gran mayoría de ellos, y eso es algo que no se puede negar. Cada quién solo busca llenar sus bolsillos con el sucio dinero que perciben de las coimas que realizan de manera interna, y por ahí, de algún otro negocio turbio. Pero los ciudadanos también son corruptos y no solo estos altos funcionarios.

En mi país, el ser "justo" es para tontos, mientras que el ser "hábil", eso ¡ESO ES DE "INTELIGENTES"! Para mí, eso no es así. Para mí, los "hábiles" son los tontos.

Muchos parecen haber olvidado  que el art. 139 de la C.P.P.  prescribe lo siguiente:  "La potestad de Administrar Justicia emana del pueblo" y como tal, es el pueblo quien debe ser un intermediario directo para administrar tal justicia. Pero muchos no saben de esto y piensan que esa función solo le compete a los abogados, fiscales y jueces.

El mejor análisis que se puede hacer para llegar a saber cómo funciona la administración de justicia, lo realizan todos los ciudadanos. Y algo lamentable sucede cuando uno se da cuenta que la gran mayoría de la población, ya no confia en la justicia que aquí en el Perú se "ejerce". Aparte de la corrupción, la cual es el principal problema, existen otras demandas, como por ejemplo muchos dicen "la justicia es lenta, costosa y al final nada te resuelve". Esto no solo parte de una mala administración de justicia, sino también acarrea una inseguridad jurídica, la cual afecta el sistema de gobierno en mi país.   

Hoy por hoy, la inseguridad jurídica y la corrupción, hacen que los hombres cada vez crean menos en el Poder judicial, y cuando algo está mal, lo mejor que se puede hacer es cortar la raíz del problema, pero esto, no sucede y quizá, no sucederá. Pero ¿por qué ocurre esto? Empecemos a ver cómo "trabaja la corrupción".

Muchas personas buscan "acelerar su proceso" y para ello, la única forma que tienen es "pagar" a algunos funcionarios o a terceros que trabajan con estos, para que su proceso sea más rápido. La gran mayoría de ciudadanos ya saben de memoria que "con la plata, baila el mono" y sin querer, al pagar para que sus procesos se aceleren, ellos mismos ya están formando parte de la corrupción y se contaminan. Y por querer detener el sangrado, provocan una hemorragia más grande, para luego tener el descaro de quejarse, alegando que la corrupción es propia del Poder Judicial ¡Qué descaro!

Esto por un lado, y por el otro tenemos que esta idea de "coimear" o cometer cohecho, varias veces sale de la boca de los mismos trabajadores del Poder Judicial. Esto significa, que el mismo factor burocrático jurídico te induce a la corrupción. Sin embargo, tú no te das cuenta, porque esto lo trabajan "terceros" ajenos, los cuales trabajan lejos del Poder Judicial, pero cerca, muy cerca a los jueces. Quizá pueda ser el portero o el de seguridad, o algún otro "trabajador" que mientras tú piensas está cumpliendo su función, en realidad está observando a quién contactar para el cohecho.

Dentro del Poder judicial ocurren todo tipo de arreglos, desde sentencias modificadas, hasta simples documentos de rectificación. Aunque no trates directamente con el Juez, no olvides que este tiene "amigos" que pueden hacer el trabajo sucio por él. Así que la corrupción no solo forma parte de los jueces o magistrados, sino también puede partir de los mismos ciudadanos. Y yo digo estas palabras a pesar que a mucha gente no le guste oír su verdad, pero más que la verdad, digo la realidad. Incluso cuando muchos de los jueces son denunciados, estos saben como salvar su pellejo, porque quienes los sentencian son otros "jueces" y como bien dice el viejo proverbio "Otorongo, no come a otorongo", pero para mí, esos jueces no son "otorongos", sino buitres que buscan no comerse entre ellos, pero si la carroña del dinero, y eso, qué bien lo digieren. 

La corrupción en la administración de justicia está a orden del día. El Poder Judicial, es una cantina donde todos beben cicuta. Los justos y los injustos, los inocentes y culpables, los moralistas y los inmorales, todos beben de la misma copa y no conformes con saciar su sed, van en busca de más cicuta. En el Poder Judicial las almas que entran siendo nobles, salen siendo villanos, salen contaminados y podridos, porque aunque muchos de ellos no cometan injusticia, o no reciban coima alguna, igual trabajan para "otros superiores", los cuales sin querer te dan órdenes y tú las cumples creyendo que estás haciendo un bien, pero en realidad estás haciendo un mal.  

En fin, si existe una mala administración de justicia y la corrupción en vez de disminuir, crece más, es porque no solo los jueces están siendo corruptos, sino también los mismos ciudadanos colaboran y alimentan a la bestia llamada corrupción, para que al final se carcoman entre todos ellos.

 TAGS:


 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario XXII - Sobre el problema de la corrupción en la justicia peruana

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre