Avisar de contenido inadecuado

XV - Sobre los peligros de mi mente

{
}

                                                     XV

Sobre los peligros de mi mente.- Todo es peligroso en mi mente. Nada puede escapar de mi pensamiento, porque si no es procesado de inmediato, lo guarda o almacena para que después pueda razonar en ello. Sin embargo, ocurre algo extraño, ocurre que mi mente no conoce de limitaciones, y por más que muchas veces he escuchado decir que la mente del hombre es "finita", yo me atrevo a decir que es "infinita", porque la capacidad del intelecto bien expresado y con claridad en las lóbregas membranas del motor que tenemos en la cabeza llamada "cerebro" puede empezar a trabajar cuando tú lo decidas. Es cierto aquello que dicen "La mente es poderosa".

Todo en mi mente es peligroso. El pensamiento humano nos diferencia de los animales y también de "otros sujetos". Lo precioso del pensamiento es el intelecto mismo, porque cuando el hombre empieza a pensar per se, es cuando se da cuenta que no cae en los típicos errores que puede caer aquel que no piensa. La ignorancia trabaja para que el hombre no piense, pero conmigo no es así, porque si la ignorancia se mete con mi mente, entonces conocerá el peligro que habita en ella y deseará no haber entrado jamás, porque las huestes del pensamiento racional que habita en la conciencia de un hombre libre, hace que de inmediato todo intento de ignorancia quede fuera de mi ser. Sin embargo, debo reconocer que en alguna ocasión la ignorancia puede arremeter mi mente y quizá ganar una batalla, pero si es así le agradezco, porque entonces aprenderé a no caer en su juego y la próxima vez ya no podrá entrar nuevamente, porque la razón dice "Hiciste bien tu jugada, pero al final yo siempre ganaré o ¿acaso no te das cuenta de eso torpe ignorancia?". Mi mente es el peor de los volcanes cuando se despierta, mucho cuidado con ella.

Todo es peligroso en mi mente. No hay obstáculos, ni barreras, no hay límites, ni desafíos que pueda tomar. Los caminos no son caminos y las tempestades son suaves brisas que me elevan hasta llegar a ser lo que soy. No soy de aquellos que todo lo que se proponen lo consiguen, sino más bien, soy de aquellos que consiguen lo que no se proponen. En mi mente existen muchas palabras, como bien lo dije anteriormente, pero también poco a poco se libera de algunas de ellas, como por ejemplo "no puedo", "no quiero", "no debo", "está prohíbido", entre otras muchas que se utilizan a diario. Pero debo dejar en claro que esto no es parte de una formación o elevación de autoestima, sino que simplemente es mi mente la que quiere desechar esa nociva manera de pensar que no ayuda a nadie y que  solamente se ocupa de crear temores o desánimos, los cuales no pueden coexistir con mis otros pensamientos.

Toda mi mente es peligrosa. En cualquier momento estalla el volcán mental que poseo, y la lava que llegue a esparcir será peor que la del krakatoa; liberando así lava de conocimiento para poder destruir todos los residuos de la ignorancia que la quiso contaminar. La mente de un hombre que piensa es más poderosa de lo que la naturaleza misma pueda imaginar, porque meterse con un hombre que piensa es meterse con el peor de los enemigos y no el mejor de los héroes, sino más bien el más depravado intelectual que no solo razonará por sí mismo, sino también hará que tú empieces a razonar y con eso tú mismo mates a la ignorancia que quiera contaminar tu mente con falsos prejuicios o subjetividades nocivas, las cuales solamente te harán caer en los caudales del gran mar llamado brutes.

Todo es peligroso en mi mente, porque lo peligroso de mi pensamiento es el peligro más despiadado que la ignorancia y la estupidez nunca podrán imaginar.

 TAGS: 

 

{
}
{
}

Comentarios XV - Sobre los peligros de mi mente

interesantes tu blog

Deja tu comentario XV - Sobre los peligros de mi mente

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre