Avisar de contenido inadecuado

XIV - Sobre el amor a uno mismo, para poder amar a los demás

{
}

                                                  XIV

Sobre el amor a uno mismo, para poder amar a los demás.- A menudo nos recomiendan que debemos buscar una pareja y formar una familia, pero muchas veces no se puede hacer eso, no porque uno no quiera o no pueda, sino porque no debe hacerlo hasta no adquirir la capacidad suficiente de madurar y ser responsable para afrontar dicha relación.

El motivo principal de esto, es que uno no puede llegar a amar a alguien, si primeramente no puede llegar amarse a sí mismo, porque si no me amo, sé que se dañará en algún momento a la pareja, y más aún, ella (la pareja) lo dañará también si es que no se ama a sí mismo.

De esta manera, el hombre no debe temer a la soledad, más bien cada vez me debe irse  acostumbrando más a ella y hasta que usted no aprenda amarse a sí mismo, no debe formar relación alguna, porque no querra sufrir y mucho menos hacer sufrir a la pareja que esté a su lado. Esto es porque la mujer no nació para sufrir, ni el varón para hacerla sufrir, es más él tampoco nació para sufrir, porque una mujer cuando emprende una relación seria, busca seguridad, estabilidad, comprensión, compañía, protección y sobre todo mucho amor y aunque el varón pueda darle todo lo demás, el amor es lo que más falta hace, no porque uno "no quiera darle", sino porque aún no aprende a amarse a sí mismo, es por eso que mientras uno no sepa como amarse, simplemente no podrá amar a la otra persona, y aunque usted me diga que si esa es mi manera de pensar y que si no arriesgo, no gano nada en el amor, entonces solo he de quedarme, porque prefiero la soledad antes que un "riesgo en el amor", porque si uno no sabe amar ¿cómo podrá dar amor?, porque si uno no sabe amar ¿cómo podrá amar a alguien?  El amor no es un experimento.

El amor en las personas no es un instinto y quizá tampoco un "sentimiento", sino más bien una decisión, para la cual debemos decidir a quien amar y sobre todo el porqué amar a esa persona. Pero reitero, para ello, primero debe uno aprender amarse así mismo. Esa es una de las grandes razones del porqué los grandes pensadores de la historia se quedaron solos, porque ellos no querían dañar a la pareja, no sabían y no llegaron a aprender amarse así mismos, porque sabían que si "experimentaban" una relación sin haber aprendido a amarse a sí mismos, tarde o temprano la consecuencia de su mala decisión les iba a pasar factura y si ellos no lastimaban a la mujer, la mujer los iba a lastimar a ellos, porque solo lastima aquel que no sabe amarse así mismo.

Bien, esta es mi manera de pensar, por lo tanto seguiré dedicado a mi vida solitaria, a mi vida de pensador errante y a disfrutar de mi soledad con libertad, pero aparte también disfrutar de la buena compañía de mis libros y mis escritos, pero sobre todo de mis buenos amigos y amigas. Por ahora, paso las tardes y noches escribiendo en la soledad de mi hogar. Además, mientras tenga mis libros, mis escritos y mis buenos amigos, considero que nunca podré estar solo. 

Llegará el día en que quizá pueda amar y gustoso lo esperaré, sin embargo, la pregunta que me formulo es "¿la pareja podrá amarme?, ¿ella habrá aprendido amarse a sí misma?" solo espero que sí, porque sino al momento que surjan las discusiones - como en toda relación las hay - no se podrá llegar a buenos términos, ya que muchas veces las inseguridades, los celos, la incertidumbre, las cosas que se ocultan y la desconfianza, son los enemigos principales de toda relación, incluso más que los terceros ajenos a esta. 

Por último es menester saber amarse a sí mismo, aunque nos cueste.

 TAGS:

 

{
}
{
}

Deja tu comentario XIV - Sobre el amor a uno mismo, para poder amar a los demás

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre