Avisar de contenido inadecuado

XIII - Sobre la apariencia en el amor

{
}

                                                         XIII

Sobre la apariencia en el amor.- Muchas veces hemos caído en ese juego ridículo del "aparentar ser otro" para caerle bien a una persona. 

Esto se debe, a que no definimos bien muchas cosas desde un inicio y ahí vienen los problemas, o sea, empezamos a dejar de ser nosotros mismos, con tal de "agradarle" a la otra persona, lo cual está recontra mal. Por ejemplo, en la antiguedad se consideraba mucha más valiosa LA AMISTAD que el amor, aunque muchos no lo crean. Esto tenía su razón de ser, debido a que en la amistad, la persona siempre era uno mismo, se mostraba tal y como es y no tenía que aparentar ser otro o fingir "ser otro" para caerle bien a alguien. Hoy en día, esto no es así.

Actualmente se ha perdido la esencia del amor (entre otras cosas) y muchas personas viven tan solo de relaciones "aparentes". Pero ¿por qué hacen esto? Simplemente por TEMOR. Así es, usted leyó bien, por TEMOR, pero temor a perder a la "persona amada" y por eso muchas veces tiene que decir "Si" a muchas cosas cuando en realidad debería decir "NO". En otros casos, por temor al rechazo.

El problema en una relación sentimental radica en que no se tiene la confianza "plena" que se debería de tener con la pareja, contrario sensu, sí se tiene esta confianza plena con el mejor amigo o la mejor amiga. Sucede que para que una relación sentimental marche bien, se debe tener muy en cuenta el tema de la confianza, pero lastimosamente el medio en que vivimos hace no se puede aplicar esto con tu pareja. Con esto no soy "negativo" o "pesimista", solo trato de ser REALISTA, pues mientras con la pareja compartes muchas cosas, hay otras cosas que no puedes compartirlo con ella, o sea, no compartes "todo"; en cambio con un mejor amigo o una mejor amiga SI LO PUEDES HACER.

A la pareja le podrás contar "cómo te fue en el día", "tal persona en tu universidad hizo esto", "tal amigo o amiga en tu trabajo se portó así o asá", "a tu jefe le pasó esto o aquello", pero jamás le contarías, si por ahí hiciste alguna "travesura", o si por ahí "saliste con alguien que te agradó del trabajo o de la universidad o de alguna otra parte", e incluso "si por ahí te gusta alguien que conociste" y más aún en el momento que tienes alguna pelea con tu pareja, pues esas cosas JAMÁS se lo contarías. Pero SI se las contarías a tu mejor amigo o tu mejor amiga. Pero ahora pregunto yo ¿no debería ser esto al revés? ¿acaso la pareja no tiene derecho a saber todo lo que te pasa, ya que por algo es tu pareja? Sabes que esto debería ser así, pero jamás lo harás, porque si tú le contaras estas cosas a tu pareja entonces se te viene la noche, porque empezarían a pelear, comenzarían los celos, discusiones y cuando quieras intimidad, a ella le dolerá la cabeza o tú le dirás que te sientes cansado, entre otros fatuos e inocuos pretextos.

Por su parte, la Amistad desde la antiguedad - como por ejemplo en la Grecia clásica - fue considerada en un nivel más alto que el "amor", pues varias horas que he pasado en distintas bibliotecas leyendo una diversidad de textos sobre los antiguos griegos, muestran que ellos consideraban al "amor" como un "engaño", una "ilusión", un "deseo" (a esto lo de "cupido", ya que "cupio" en latín quiere decir "deseo") un "compromiso", e incluso algunos, como Jenófanes, consideraba el "enamorarse" como sinónimo de"enloquecer". Los griegos sabían lo que tú no sabes (aunque ahora si lo sepas), ellos sabían que si llegas a amar, entonces llegarás a experimentar dolor, tarde o temprano llegas a experimentar un dolor tan fuerte que sobrepasará los límites de tu corazón, despojando toda razón por completo y dejándote muchas veces afectada y dañada el alma. Por eso son muy ciertas las palabras del alegre filósofo Voltaire al decir "Si estás dispuesto a amar, prepárate más para sufrir". Entonces cuando sientes que te estás enamorando de una persona y buscas caerle bien como sea, lo primero que sucede es que se te nubla la razón y actúas por cierto "instinto animal" buscando la manera en que tus actos sean de agrado o de aceptamiento en la otra persona, aunque para eso tengas que renunciar a las cosas que te gustan hacer, y todo con tal de "caerle bien". Así como la paloma macho corteja a la paloma hembra tan solo para que la pise, se muestra elegante, infla su buche y despliega sus alas para que la paloma hembra note lo grande que son y además aprecie su colorido plumaje, y como si fuera poco, empieza a entonar con su siringe un "canto suave" para llamar la atención de la paloma hembra y esta, al final, acepte ser pisada. Así también tú muestras una "hermosa apariencia" para agradarle a la otra persona, e incluso voy más lejos y con la magnánima osadía que me caracteriza, me atrevo a decir que cuando logras estar con esa persona que buscaste "caerle bien" desde un principio, bajo el "velo de la apariencia", dejas de ser tú mismo, para convertirte en el "yo soy tuyo(a)" y te olvidas de tu orgullo (en el buen sentido de la palabra), te olvidas de tu dignidad, te olvidas de tu persona y empiezas a no ser tú, sino a ser "de ella" o "de él". Pero ¿sabes por qué sucede esto? Porque el "TÚ" es más viejo que el "YO", el "TÚ" es lo que al final importa, sin estar seguro(a) de saber si tú le importas a esa persona, y aún así dices "no me importa" o dices "yo siento que amo a esa persona y haré que poco a poco también me llegue a amar", ¡Jah! permíteme que me ría, porque lo que no nace desde un principio, es muy difìcil que se forme o que llegue a crecer de manera concreta con el tiempo, porque por más que la fuerza de la costumbre te ayude a estar con esa persona, tarde o temprano es la misma fuerza de la costumbre la que muestre su hastío, hostigamiento o cansancio. Y si tú por aparentar lo que NO ERES, piensas que estás haciendo bien, porque recibes aceptación y no rechazo de la otra persona, déjame decirte algo: ESO NO DURARÁ! ¿acaso no sabes que los disfraces tarde o temprano se gastan?, ¿acaso no sabes que mientras más alimentas lo que no eres, más daño haces a la otra persona y también más daño te haces a ti mismo? No olvides que tarde o temprano TODO SE LLEGA A SABER, porque tarde o temprano las sirenas "detrás" de sus bellos cantos, sacan sus mortíferos colmillos dipuestos a chuparte la sangre y acabar con todo viajero que es atraído hacia ellas por su "apariencia" y no por su esencia. De igual modo, si aparentas lo que no eres, terminarás mal, causarás sufrimiento a la otra persona cuando te descubra o cuando tú te descubras ante ella, porque déjame decirte algo: Toda apariencia tiene su final.

Es como si la conciencia misma habláse a tu alma o a tu mente y diga "Ya me cansé de esto, ya no puedo más, ella (o él) tiene que saber la verdad" y entonces logras armarte de valor para un día abrirle al fin tu corazón y serle sincero(a), pero ya es tarde, porque lo único que logras es que esa persona se decepcione de ti, se desilusione de ti y lo que en un principio consideraste hacer un bien, ocultando tu verdadero YO, termina por ser el peor de los males, porque así como la infidelidad en la relación duele, también duele la decepción en el amor y el dolor no solo será para la persona decepcionada, sino aún más te dolerá a ti, por ser el principal actor de esa novela llamada "Te conquisté por la apariencia que te mostré, pero no porque me mostré tal como era yo" y es por eso que pensabas que la mayor malignidad se convertiría en la mejor benignidad para poder ganar el corazón de esa persona que amas, pero lo único que lograste fue que la aparente benignidad se convierta en la mayor malignidad y ese es un grave error. Y agradece a la justicia, porque no hay pena de cárcel para los que viven de apariencias y luego son descubiertos, porque sino todos nosotros estaríamos presos y cumpliendo nuestra condena, pero no por amor, sino por mostrar o aparentar lo que no somos, porque así como la estafa es un delito por ser una modalidad de "engaño", pues el ser y mostrarte lo que "no eres", también es otra modalidad de engaño.

Asi que si quieres o deseas vivir bien contigo mismo, muéstrate tal como eres y tal cual eres, pues si al final alguien te quiere de verdad, que te quiera por lo que TÚ ERES y no por lo que "tú quieres ser" ante ella o él, porque debes aprender que las cosas no siempre irán bien, pero si aparentas lo que NO ERES, tarde o temprano siempre te irá mal y he ahí uno de los mayores tormentos del amor, porque la "apariencia" siempre es agradable ante la vista, pero no para el corazón. Una cosa es decirle a la persona que te agrade, como por ejemplo en el caso de un varón a una chica "¿Cuál de estos tres sabores de helado te gusta?" y que ella elija, digamos chocolate y no por "caerle bien" le vas a decir "a mi también me gusta ese, OH!! QUE COINCIDENCIA!!", y luego, como no te gusta y solo "aparentaste" que te gusta, lo comes con cierto desagrado y así no es pues. Espero que hasta aquí haya quedado claro este tema, que la apariencia no sirve en el amor. 

Por último, recuerda y aprende bien esta lección: "Engañar a tu pareja no solamente significa serle "infiel", sino también mostrar y aparentar lo que no eres." Es uno de mis aforismos.

 

 TAGS:

 

{
}
{
}

Deja tu comentario XIII - Sobre la apariencia en el amor

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre