Avisar de contenido inadecuado

XII - Sobre lo importante que es aprender a reconocer tu error en el amor

{
}

                                                     XII

Sobre lo importante que es aprender a reconocer tu error en el amor.- Me causa risa saber que existen personas que aún no aprenden a reconocer sus errores. Pero no lo digo en todos los aspectos de la vida, sino esta vez, me refiero a un plano específico: APRENDER A RECONOCER TU ERROR EN EL AMOR.

Antes, yo también era de "la manada" estimados lectores, y al igual que muchos de ustedes, me gustaba también tirar la piedra y esconder la mano, pero un día, luego de perder al ser amado (a ella) me pregunté "¿De qué sirvió hacer eso, si al final la dañé y siento que aún más me dañé yo?". Fue entonces cuando me armé de valor y un día le dije a ella, toda la patraña del juego en que supuestamente creí haberla metido, pero olvidaba que yo no era el que dirigía el juego, sino que yo era uno más - el más terrible - de todos los participantes, el "actor principal", y no es que de mí haya dependido el juego, sino más bien, yo dependía del juego.

Se llegó hasta el final, ella perdió, yo perdí (más), pero entonces y solo entonces me di cuenta que aquel viejo adagio que dice "La experiencia es la mejor maestra", empezó a tener sentido para mí. Aprendí de este juego llamado "amor", que si no reconoces TU ERROR o no quieres aceptar TU ERROR para con la pareja y te llenas la boca de "palabras bonitas" y "halagos dulces o placenteros" solo para quedar como "el más lindo" o como "la más tierna", entonces sigues viviendo engañado(a), sigues siendo de "la manada". En cambio, si llegas a aprender la lección del juego llamado "amor", que te da la experiencia, entonces podrás empezar una etapa de cambio para TI MISMO. Ojo con esto, pues cuando APRENDES DE VERDAD y no mientes diciendo que "aprendiste", te darás cuenta por tí mismo, que ya puedes iniciar recién el verdadero cambio a tu vida. Recuerda que nunca debes cambar por alguien, CAMBIA POR TI MISMO, porque si cambias por alguien, eso seguirá siendo una vil mentira.

Me gustaría que aprendas como yo aprendí, pero cada quién vive sus propias experiencias, sus propias relaciones y sus propias mentiras. Sin embargo, todos tenemos algo en común: nuestra naturaleza imperfecta. Debido a nuestra "naturaleza" podemos errar, ya que sin el error, NADA se aprende. Entonces cuando erramos, aprendemos y eso debe ser ley para tu vida. Yo aprendí muchas cosas y sobre todo aprendí a no buscar "princesas", pues resultan ser muy caprichosas, como tampoco busco "muñecas", porque estas son muy engreídas, es más, ya no busco el amor de una mujer, sino más bien lo que busco es EL AMOR EN LA MUJER.

Y digo esto, porque la mujer que "sabe amar" no es aquella que vive en un castillo esperando a su "príncipe azul", como tampoco es la mujer cristiana que dice "tener a Dios en su corazón", no, no y no ¡Nada de eso!! La mujer que SABE AMAR, es la que ha sufrido más golpes en el amor, pero no los "golpes del amor" en sí mismos, sino los golpes de aquel varón que le "aparentó amor". Esa mujer ya probó el sufrimiento y el sin sabor de lo que antes consideraba "bello" de una manera pura, puesto que en una próxima vez, ella ya sabrá andar con cuidado, lo cual muchas veces es bueno, pero otras veces es "malo", cuando empieza a dudar del amor de un próximo varón en su vida, porque si nuevamente entrega su sentimiento y otra vez le fallan, ocurrirán dos cosas: 1. O se vuelve más fría y ya no querrá saber nada de los varones y buscará "dominar" a todos ellos, sabiéndose cuidar muy pero muy bien sus sentimientos (entonces es ahí donde digo que esa mujer si sabe lo que quiere) o 2. Empezará a jugar con los hombres (esto es otra triste realidad). Porque de ahí a que nuevamente crea en una "nueva ilusión" o en un "amor puro", esta bien difícil, eso ya no volverá a ser así. Y saben bien que esto no es mentira, tampoco "verdad", sino REALIDAD. 

Por eso, como yo ya aprendí mucho de esto, yo ya no soy de los que dice "Yo jamás le diría cosas feas a mi pareja" o "siempre la trataré como una reina y nunca le faltaría el respeto, es más, jamás intentaría tener sexo con ella hasta casarnos". Una cosa es pretender "quedar" como príncipe y otra cosa es tratar de serlo. Es igual en el caso de las mujeres, por ejemplo, aquellas chicas que dicen "Yo jamás le diría eso a mi gordito bello" o "NO! Cómo crees? mi flaquito es único y ni loca termino con él", en ambos casos sería mentir a la pareja y mentirse a uno mismo. Somos seres humanos, llenos de pasiones y emociones, con carácter y a la vez con paciencia, pero cuando llega la hora en que algo nos disgusta, nos olvidamos del "príncipe" o el "gordito bello" que tienen al lado, como el varón se olvida de la "reina" o "princesa" que tiene a su lado y empiezan a decirse de todo. Así de cierto es esto, y pregunto ahora yo "¿Y bien, dónde está pues tu linda princesa a la cual nunca la tratarías mal o desearías estar con ella solo para llevartela a la cama tarde o temprano?, ¿DONDE ESTA PUES?? ¿Qué hiciste con ella o qué hiciste de ella?" Como también preguntaría "¿Y bien pues, dime, no que este chico es "diferente"? ¿No que este chico "SI TE VALORA"? ¿No que este chico "realmente" te ama? Pero si "te ama" ¿POR QUÉ FALLO COMO EL OTRO? ¿SI JURO TRATARTE MEJOR QUE AQUEL QUE TE ENGAÑO, POR QUE HIZO LO MISMO QUE EL OTRO? Y no que tú "NO" lo ibas a tratar mal y sin embargo ¿¿TAMBIEN LO TRATAS MAL??". Con esto no quiero asustarte, ni decirte que esto sea una "verdad", sino más bien estas cosas de las que hablo SON REALIDADES. Las personas que vivan estas cosas, pueden ser nuestros amigos, amigas, familiares, o en el peor de los casos, nosotros mismos ser los trágicos actores de esta triste comedia llamada "EL AMOR ES LO MAS LINDO DE LA VIDA", sin saber que en vez de ser galanes o actrices del reparto, terminamos siendo muchas veces los tristes y desdichados villanos, que disfrutamos muchas veces la patraña halegoría de un libreto, en el cual nos "divertimos" haciendo "travesuras" durante toda la novela, pero al final, en el desenlace final, terminamos llorando de dolor por nuestros propios juegos, por nuestra propia creación, que al pretender buscar la "felicidad", terminamos encontrando "insatisfacción, fastidio e infelicidad". Esa es la triste realidad del ser humano, cuando juega en el amor, pues al final, no "engaña" a la pareja, sino engaña, al que NUNCA debió salir engañado: UNO MISMO.

Por eso recomiendo que para empezar a ver tus errores, no empieces por seguir ocultándolos, sino más bien empieza por aprender a reconocerlos y sobre todo a ACEPTARLOS. ¡Tu conciencia es el peor juez! No lo olvides, pues en el amor, el corazón es el verdugo. Y si no quieres engañarte más, no engañes a nadie. Más bien, reconoce y aprende de tu error, para que puedas empezar a cambiar esa patética manera de pensar que tienes, en donde "aparentas ser lo que no eres" y encima no aprendes a reconocer que te equivocaste. Ahora piensa antes de "conquistar" a alguien si estas dispuesto o dispuesta al 100% A SER TU MISMO(a) y NO APARENTAR SER OTRO(a), como también, si te equivocáses un día, aprende a RECONOCER ESE ERROR Y ACEPTALO con la misma valentía que te sirvió para hacerlo prevalecer. Te va a ayudar mucho reconocerlo cuando llegue su momento.

Espero que seas valiente y aprendas a reconocer tu error en el amor.

 TAGS:

{
}
{
}

Deja tu comentario XII - Sobre lo importante que es aprender a reconocer tu error en el amor

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre